Bandas sonoras del cine español

 

AUGUSTO ALGUERÓ (1934-2011)

Augusto Algueró, proviene  de la música ligera (es el compositor de canciones como Penélope, Noelia o Será el amor, que Santiago Segura recuperará para Torrente: el brazo tonto de la ley y muchas de las que cantó su pareja Carmen Sevilla). Como característica principal podemos decir que introduce la música popular moderna, en la línea jazz. De este estilo son las conocidas Las chicas de la Cruz Roja (Rafael J. Silvia, 1958), Festival en Benidorm (Rafael J. Salvia, 1960), o Vuelve San Valentín (Fernando Palacios, 1962). También compone para las películas protagonizadas por Marisol o Rocío Dúrcal.

http://

http://

http://

ADOLFO WAITZMANN (1930-1998)

En este mismo estilo que asimila estilos musicales populares se sitúan otros compositores, entre los que destaca Adolfo Waitzman (1930-1998), compositor argentino afincado en España, autor entre otras de las bandas sonoras de Atraco a las tres (Forqué, 1962) y el musical Diferente (L. M. Delgado, 1962), protagonizada por el bailarín argentino Alfedo Alaria, primera película española que trata el tema de la homosexualidad masculina. Adolfo Waitzman fue muy popular por componer la sinfonía del concurso televisivo  Un, dos, tres… responda otra vez. Estuvo casado con la cantante Encarnita Polo, para la que compuso el famoso tema Paco, Paco.

http://

Parodia del cine mundo a partir del minuto 13.30

http://

ANTÓN GARCÍA ABRIL (1933)

Antón García Abril, procede de la música de concierto. Su estilo se acerca a la música popular y a los coros utilizados en las películas italianas. Compone música para películas cuyas referencias temáticas están tomadas del cine que llega de los Estados Unidos, las revistas, la radio, la publicidad, evocando un mejor estado de bienestar moderno, a la vez que son reflejo de cierta liberalización de las costumbres en el contexto del desarrollismo de los años 60. Son buenos ejemplos  las comedias de Pedro Lazaga Sor Citroen (1967) o Los chicos del Preu (1967)

http://

Antón García Abril forma parte de la generación de músicos llamada “Generación del 51” que, en la década de los 60 protagonizaron una renovación musical importante; fundó, junto con Luis de Pablo el grupo Nueva Música. Aunque hemos de destacar que en el ámbito fílmico no fue un autor muy vanguardista musicalmente. Comenzó en 1956 con la música para Torrepartida (Pedro Lazaga) y más adelante sería colaborador constante de Pedro Masó, relación que abarca desde la música de ese cine popular tildado de “españolada” hasta la banda sonora de la serie Brigada central en 1995. Aparte de la comedia, en los setenta y ochenta realiza la composición para otro tipo de películas como  La colmena (Camus, 1982), Los santos inocentes (Camus, 1984), o Réquiem por un campesino español (Francesc Betriu, 1985). Es autor también de cabeceras y acompañamientos de series y documentales, algunas de ellas extremadamente conocidas: El hombre y la tierra, Fortunata y Jacinta, Ramón y Cajal, Anillos de oro, o Segunda enseñanza.

LUIS DE PABLO (1930)

Luis de Pablo es de los pocos que sí introducen vanguardia musical en el cine español cuando se le permite, aprovechando la necesidad de escribir para el cine como un campo de experimentación, muchas veces para la comprobación de elementos que luego usaría en sus obras autónomas; casi podríamos asegurar que el primero en introducir música electroacústica en el cine español. Sus presupuestos compositivos, que incluyen la atonalidad, son aplicados al cine en películas de Saura como La caza (1965),  por influencia del productor Elías Querejeta; e igualmente más tarde en la obra de Víctor Erice (también por Querejeta) en la dirección musical de El espíritu de la colmena (Víctor Erice, 1973).

CARMELO BERNAOLA (1929-2002)

El clarinetista Carmelo Bernaola es un compositor imprescindible en el cine español.  Además de ser una figura muy importante en el mundo de la música en España, destaca por su comprensión de la relación música-imagen, y sus usos del leitmotiv. Su inclusión de novedades compositivas o de vanguardia es tímida y depende siempre del tipo de película al que vaya destinada la música.  Para Pedro Olea compone entre otras Tormento (1974), Pim, pam, pum, fuego (1975), Un hombre llamado Flor de Otoño (1978) y  para José Luis García Sánchez  Pasodoble (1988), por la que ganaría un Goya. En televisión ha realizado las sintonías de series como Plinio, o la conocidísima Verano Azul

http://

En general, los años setenta son un momento de gran eclecticismo musical en el cine, que ya incluye el pop y el rock de una manera habitual.  Es una etapa muy marcada por la comedia desarrollista  y un cine de turismo y destape, en el que acabaron sus días los directores más duros del régimen. A ello hay que sumar una serie de subgéneros, como el cine de terror hispánico.

ALFONSO SANTISTEBAN (1943-2013)

Al género de comedia se asocian nombres de compositores de los que ya hemos hablado, como Augusto Algueró y Adolfo Waitzman, y de otros como Alfonso Santisteban. Este es además compositor asiduo de TVE, realizando sintonías para muchos programas, y uno de los grandes representantes de la inclusión de la música “ligera” y el pop, que ya empezara García Abril. Entre sus películas figuran No es bueno que el hombre esté solo (Pedro Olea, 1973), Cebo para una adolescente (Francisco Lara Polop, 1973), o Separación matrimonial (Angelino Fons, 1973).

Durante los años setenta la tendencia hacia lo folclórico del cine musical deriva hacia otro tipo de películas más dedicadas al público infantil, interpretadas por Regaliz, Parchís o Enrique y Ana. Además continúan unos pocos de décadas anteriores como Manolo Escobar, Rocío Dúrcal y se incorpora Rocío Jurado.

Las generaciones de la democracia

Desde los años setenta, los compositores que han llegado al cine han descrito un panorama heterogéneo de músicas y músicos de todas las procedencias. A esto ha contribuido, sin duda, la transformación que experimenta el panorama cinematográfico en los años ochenta, que ya se ha descrito anteriormente, pero que viene a resumirse en el cambio generacional de la comedia madrileña.

En cuanto a los compositores que permanecen con un estilo cercano a lo sinfónico, no es una etapa de gran relevancia. No podemos olvidar que los ochenta son los años de generalización del sintetizador, uno de los mayores avances técnicos en el mundo de la música cinematográfica, y que en esta época a menudo se inmiscuye en la sonoridad de la música incidental, en los más diversos estilos.

Rasgos generacionales: el interés de estos autores por el medio cinematográfico y la existencia de circunstancias comunes: los avances tecnológicos, el abaratamiento de los costes, las mejoras en los sistemas de sonido, y el interés creciente por la música de cine, del que derivan las iniciativas de difusión y educación, así como las ediciones de discos. Esto coincide con una mayor preocupación de los nuevos realizadores por la parte sonora y musical.

A veces es difícil unificar toda una generación y, por eso, se proponen varios subgrupos: los que continúan componiendo desde los setenta y experimentan una adaptación, como el caso de Pepe Nieto; los que empiezan su andadura en los años ochenta y tienen un momento álgido en los noventa, como Bernardo Bonezzi; las revelaciones de los primeros noventa, que se siguen manteniendo hasta hoy, como Alberto Iglesias; el grupo de compositores que se incorporan desde mediados de los noventa, como Roque Baños; y una sub-generación muy reciente de músicos más jóvenes que llegan a principios de siglo, como Pablo Cervantes.

JOSÉ NIETO (1942)

Por encima de todas, por su continuidad y protagonismo en toda la década de los ochenta (y como veremos en la de los noventa), destaca la figura de José Nieto, quien compone para películas tales como La mano negra (Fernando Colomo, 1980), Estoy en crisis (Fernando Colomo, 1982), Pares y nones (José Luis Cuerda, 1982), Hablamos esta noche (Pilar Miró, 1982), Truhanes (Miguel Hermoso,1983), Extramuros (Miguel Picazo,1985), El caballero del dragón (Fernando Colomo, 1985), El Lute (camina o revienta) (Vicente Aranda, 1987), El bosque animado (Jose Luis Cuerda,1987), Amanece, que no es poco (José Luis Cuerda,1988), Esquilache (Josefina Molina, 1989), Si te dicen que caí (Vicente Aranda, 1989), entre otras muchas, o la sintonía de La noche del cine español para la televisión.

Ha sido el compositor por excelencia de Vicente Aranda durante 25 años.

BERNARDO BONEZZI (1964-2012)

Uno de los grandes personajes de la “Movida madrileña”, fundador del grupo Zombies, compuso la banda sonora de las primeras películas de Pedro Almodóvar: Laberinto de pasiones, (1982) ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (1984), Matador (1986), La ley del deseo (1987) Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988). Ganó un Goya por su trabajo en Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto (1996) de Agustín Díaz Yanes.

http://

 

ALBERTO IGLESIAS (1955)

En un intervalo de poco más de 10 años (desde 1992 hasta 2015) ha ganado 10 premios Goya; el primero con La ardilla roja, de Julio Medem, y el último por La piel que habito, de Pedro Almodóvar; con ambos directores ha colaborado en muchas de sus películas. El siguiente audiovisual recorre su trayectoria como compositor para cine, televisión y publicidad.


ROQUE BAÑOS (1968)

Nacido en Jumilla (Murcia), hijo de un saxofonista, empieza con el estudio de ese instrumento que, finalmente, lo llevará becado por el Ministerio al Berklee College of Music de Boston, prestigiosa institución donde se estuvo, por ejemplo, Howard Shore). Allí se formó en jazz y en composición de música de cine.

El actor Gabino Diego lo promocionará en sus inicios llegando a Emilio Martínez Lázaro a través de él. Compone la BSO de Carreteras secundarias (1997). En ella compone una banda sonora al estilo de la música de cine de los años 60-70. La importancia de la carretera en este filme es notable, no tanto por ser la arteria por la que se desplazan los personajes como porque su aparición en pantalla implica el tránsito entre el final de un episodio y el inicio de otro nuevo en el devenir de la historia. Su destacado tema principal se escucha cada vez que la carretera aparece y, por tanto, se convierte en su identificación sonora, si bien no funciona exactamente como leitmotiv, ya que acaba teniendo otros usos más amplios. El compositor dedica temas a cada uno de los personajes principales: son melodías breves que cumplen una función descriptiva genérica y cuya importancia, en todo caso, queda expresamente supeditada al natural dominio del tema principal.

Poco después hace la música de Torrente: el brazo tonto de la ley (1998) de Santiago Segura. Entre sus muchas características destaca, ante todo, el uso que hace de una música sinfónica para hacerla funcionar por contraste y causar de este modo un efecto impactante. La melodía es muy seria y alcanza por momentos una solemnidad majestuosa más propia de un título de exaltación militar, por ejemplo, que no de este tipo de comedias. Pero precisamente es esto lo que permite darle el tono grotesco que necesita el filme. La grandilocuencia de la partitura no hace sino corroborar su espíritu deliberadamente artificial y exagerado. Es una pauta que se marca desde el mismo comienzo y ya no para hasta el final del largometraje.

http://

 

En 1999 comienza lo que será una larga colaboración con Carlos Saura en Goya en Burdeos. En esta partitura  combina música preexistente con temas originales, con las que el compositor ambienta la época y la personalidad del personaje central del filme. El tránsito entre la música preexistente (como el “Fandango del Quinteto” de Boccherini) y la original se efectúa sin provocar alteraciones: la primera funciona de modo diegético, en tanto la segunda sirve para sumergirse dentro de la atormentada personalidad del pintor y evidenciar el dolor que le mortifica, sustituyendo sus silencios con melodías muy explícitas. Con su música, el compositor contribuye también a dar vida a los cuadros del genial artista, especialmente en la secuencia de la Fura dels Baus, que escenifica los fusilamientos del 2 de mayo.

http://

 

El corazón del guerrero (2000), de Daniel Monzón, supone una reivindicación del cine de acción y aventuras, no muy habitual en nuestra industria nacional. La edición discográfica de esta B.S.O., realizada por Subterfuge Records, viene presentada en dos Cd’s, que separan el score de la película, por un lado, y una selección de canciones de diversos grupos actuales, por otro. Esta especie de versión española de Conan el bárbaro está respaldada por una música compuesta para gran orquesta y coro, llena de fuerza y espectacularidad, que subraya el tan comentado espíritu camaleónico de Roque Baños. Ésta es, quizá, la mejor virtud del murciano: saber amoldarse musicalmente a una amplia gama de registros cinematográficos. Su dominio de una gran variedad de estilos compositivos queda demostrado a lo largo de toda su filmografía.

http://

http://

Pero es la banda sonora de La comunidad la que es reconocida con la nominación al Goya a la mejor música original. El segundo encuentro de Baños con Álex de la Iglesia (ya había compuesto la música de Muertos de risa) se salda con una comedia genial, llena de locura, en la que la música del murciano introduce un suspense muy al estilo de Bernard Herrmann en Psicosis, con la diferencia de que, en este caso, nos movemos en un contexto de personajes descabellados y de escenas que inducen más a la carcajada que al miedo. La nominación, pese a que no consigue finalmente el Goya (que se lleva en esta ocasión José Nieto por la música de la gran Sé quién eres) lanza a Roque Baños a los primeros lugares del panorama musical de nuestro cine.

http://

La influencia del jazz en la música de Roque Baños se refleja también en su partitura para El robo más grande jamás contado (Daniel Monzón, 2002), unida, eso sí, a la épica musical “estilo John Williams” de la que hace gala en los decisivos momentos de acción de la película. Ese mismo sinfonismo americano puede apreciarse también en el gran score de 800 balas (2002) el atípico western que supone su tercera colaboración con De la Iglesia. En palabras del propio Baños: “Al principio pensamos en música western, pero no funcionaba y resultaba, a mi parecer, cómica; así que se optó por una música sinfónica clásica con el espíritu de las películas de aventuras. No queríamos influencias ni que nuestra música se pareciera a nada”. Por esta banda sonora obtuvo la nominación al premio Goya, que en esta ocasión fue otorgado (cómo no) al donostiarra Alberto Iglesias por la música de “Hable con ella”.

http://

http://

En  Salomé (2002), de Carlos Saura, una mezcla de película, ballet y documental, cambia, de nuevo de registro. La banda sonora resultante, que cuenta con la inestimable colaboración del gran guitarrista José Fernández Torres “Tomatito”, es una mezcla de música de raíces andaluzas y árabes, en las que se unen los instrumentos más paradigmáticos de cada una de ellas. Así, podemos escuchar sonoridades de guitarra flamenca, oud o darbuka, que contribuyen a crear una atmósfera muy conectada con el origen mediterráneo de la leyenda de Salomé que se expone en la película. El tema “Sevillana para Carlos”, compuesto para el film, consigue el Goya a la mejor canción original.

http://

En 2010 compone la banda sonora de Balada triste de trompeta de Alex de la Iglesia. Aquí podemos ver el tema que acompaña a la inquietante presentación de los títulos de crédito con fotografías que repasan la historia española , un circo de instantáneas de la guerra civil que combinaba monstruos con realidad y ficción: Franco, los payasos de la tele, Adolf Hitler, Lola Flores, Raquel Welch, Arias Navarro, Los chiripitifláuticos, Ronald Reagan, Frankenstein, Salvador Dalí e incluso Holocausto caníbal.

http://

Uno de sus más recientes trabajos ha sido para le película El Niño (2014). En esta banda sonora combina, por un lado, los elementos propios de la música Árabe para construir el ambiente de Marruecos a base de instrumentos como el oud (laúd árabe), la zourna (parecida a la dolçaina) o la darbuka (percusión), así como una voz femenina que actúa como llamada de atracción del continente africano a los protagonistas, que pertenecen al sur andaluz y cuyo mundo está simbolizado por instrumentos como la guitarra flamenca o el cajón, apoyados por algunas texturas modernas como el bajo sin trastes (Fretless). La trama de los policías está encuadrada dentro de un sonido mucho más urbano, donde predominan los sonidos electrónicos, la batería, la guitarra eléctrica y una sección orquestal apoyada sobre todo en el uso de las cuerdas.

http://<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/aV0B9t1vDgw” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe

Algunas de sus últimas composiciones han sido Regresión (2015) de Amenábar o, de nuevo con Emilio Martínez Lázaro, Ocho apellidos catalanes (2015)

http://

Ha obtenido tres goyas hasta la fecha por  Salomé (2003), mejor canción original, por Las trece rosas  (2008) y por Los crímenes de Oxford (2009).

MÚSICA CLÁSICA EN EL CINE ESPAÑOL

Jordi Savall compuso una de las mejores bandas sonoras del cine español para El pájaro de la felicidad de Pilar Miró. Años más tarde, este cortometraje recoge una de los temas de aquella banda sonora, la versión de un villancico medieval español llamado “¿Con qué la lavaré?”

http://

LA CANCIÓN COMO PROTAGONISTA EN ALGUNAS ESCENAS DE PELÍCULAS

En La ley del deseo  (Pedro Almodóvar, 1987), tema “Lo dudo” de Los Panchos.

http://

Versión de Marlango del tema de Los Amaya “Vete” en Malas temporadas (Manuel Martín Cuenca, 2005)

http://

Tema de Espaldamaceta (Ahora que la mierda ya me llega hasta los ojos) en Carmina y amén (Paco León, 2014)

http://

Inma Cuesta canta “La tarara” en La novia (Paula Ortiz, 2015; música de Shigeru Umebayashi)

http://

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s